sábado, 25 de febrero de 2012

Adicta

Lo siento, pero soy adicta a que tu suerte y la mía coincidan. A hablar de ti o simplemente pensarte y que aparezcas. A cantar tu canción y que mi memoria te recuerde, porque tu recuerdo lo tengo grabado a fuego.
Yo soy porque eres tú quien me hace sonreír.