viernes, 15 de junio de 2012

No es tan dificil entender que ya no quiero vivir sin ti.
Sin que me mires con ganas de comerme la boca, sin tus risas y locuras, sin tu olor acompañándome después de pasar una tarde contigo.
Sólo son ganas de más. Más dosis de nosotros en mi vida.